sábado, 20 de agosto de 2011


Lata de Coca-Cola, vuelta y vuelta las justas y necesarias para que salga la letra de tu inicial, hacerlo siempre aposta, que no sea cosa de hacer como debería ser, pero quedarme tranquila pensando que realmente es el destino. ¿Para qué intento convencerme? De algo que ni yo me creo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

;)